TÉCNICAS DIRECTAS MANIPULATIVAS

La técnica de Thrust  es probablemente, el  tipo de  manipulación más importante en la enseñanza de la medicina osteopática,  y se usa para aliviar el dolor, mejorar  la función biomecánica, liberar las restricciones de movilidad y disminuir el  reflejo somatovisceral.  Se trata de una técnica utilizada como alternativa a la cirugía de  espalda,  siempre que se realice por especialistas, profesionales en osteopatía.

 

Es un método específico de movilidad articular. La aplicación adecuada de la técnica requiere una evaluación previa de la restricción de la movilidad articular. Un diagnóstico adecuado  determinara el posicionamiento inicial del paciente y el terapeuta a la hora de  realizar la técnica.

 

Los profesionales, desarrollan con el tiempo destrezas para aplicar el  thrust directo de forma eficaz. Las fuerzas  ejercidas deben aplicarse de manera que se acumulen en las articulaciones restringidas y éstas deben  dirigirse hacia la restricción. Cuanto más específica sea la aplicación de la técnica, menos fuerza habrá que aplicar y más baja será la posibilidad de tener efectos colaterales adversos.

 

La aplicación del  thrust requiere un empuje corto y rápido. Las camillas con drop y/o  drop portátiles, ayudan en gran medida a la realización de las técnicas directas con thrust, principalmente,  porque  permiten manipular la mayoría de las articulaciones del cuerpo con una menor demanda física por parte del terapeuta y además, es más confortable para  el paciente.

 

 

Tras la manipulación, el paciente suele experimentar un alivio inmediato y una disminución del dolor con aumento de la libertad de movimiento. 

Escribir comentario

Comentarios: 0